Seleccionar página

Abrir una cuenta bancaria

Si se instala en Francia por un período de tiempo superior a tres meses, abrir una cuenta bancaria en Francia podrá facilitarle la vida diaria. Esto le permitirá recibir su salario, pagar su alquiler y administrar los gastos más fácilmente. Debe presentar a la entidad bancaria elegida:

  • Justificante original y no caducado de identidad (Pasaporte, DNI)
  • Justificante de domicilio (cualquiera de las ultimas facturas de gas, electricidad, teléfono, impuestos). Si se vive en casa de otra persona, ésta debe firmar un certificado y acompañar su documento de identidad original y justificante de domicilio
  • Justificante de ingresos o de estudios. (hojas de salario, contratos de trabajo, de estudios, etc.)

El banco se reserva el derecho de rechazar una apertura sin explicar la razones, pero existe en Francia un procedimiento llamado Droit au compte por el que toda persona tiene derecho a una apertura de cuenta y un mínimo de servicios bancarios si le es rechazada la cuenta y se dirige al Banco de Francia con la carta del rechazo (que en entidad bancaria está obligada a proporcionar).

Existen en Francia diversos bancos españoles o de origen español en los que, en atención a la nacionalidad, le pueden facilitarla posibilidad de la apertura de “cuentas de no residentes”. Las condiciones, en este caso, estarían en función de las pruebas que presente sobre la seriedad de su proyecto. Puede contactar igualmente con el banco que utilice en España, que le indicará las posibilidades que tiene en relación con sus corresponsales en Francia.

El principal de ellos es el CIC Iberbanco, surgido de la absorción del Banco Popular Español, por uno de los principales grupos bancarios franceses el Crédit Industriel et Commercial.