Seleccionar página

Piso compartido y viviendas amuebladas

En Francia, el piso compartido no tiene un régimen jurídico: los inquilinos que comparten la misma vivienda deben constar todos en el mismo contrato de arrendamiento.

  • Si el propietario añade al contrato de arrendamiento una “cláusula de solidaridad”, en caso de impago de uno de los inquilinos, los demás deberán pagar en su lugar.
  • Si cada inquilino dispone del contrato de arrendamiento de su habitación en un apartamento, ya no se trata jurídicamente de un piso compartido, de este modo, no podrá existir la cláusula de solidaridad aplicable.

Viviendas amuebladas: para una estancia temporal en Francia, este tipo de vivienda incluye los muebles necesarios para la vida corriente.

Al contrario de las viviendas “vacías”, las condiciones de alquiler de viviendas amuebladas no tienen un marco legal tan estricto. Sin embargo, cualquier alquiler de vivienda amueblada, si es su residencia principal, está en la actualidad sujeto a una normativa mínima (Ley del 20 de enero de 2005) teniendo que redactar, por escrito un contrato de arrendamiento, a menudo concluido por un periodo de un año renovable.